Cargando

Cuidá tu salud y la de tu familia

Tener un tensiómetro en casa para controlarte la presión diariamente es ideal para detectar problemas a tiempo y evita el riesgo de hipertensión arterial. Pero antes de elegir un modelo deberás tener en cuenta los siguientes puntos:

En primer lugar, que existen dos tipos: analógicos y digitales. Los primeros son de uso manual y requieren de cierto entrenamiento para la lectura de sus datos, ya que la detección de la tensión máxima y mínima depende del oído del que está tomando la presión. Los segundos son muy fáciles de usar, ya que sólo se debe colocar el brazalete y oprimir un botón para que en unos pocos segundo se vean los resultados en la pantalla.

En segundo lugar y luego de haber optado por uno analógico o digital, tendrás que verificar qué es más cómodo para vos. ¿Uno de brazo o uno de muñeca? Ambos dan resultados pero su diferencia radica en la posición en que se realiza la medición.

Por último prestá atención a los detalles porque podrás encontrar modelos que incluyan funciones especiales como alertas de latido irregular, de hipertensión, notificaciones cuando el brazalete está colocado correctamente, entre otras.

Ver más
Ver menos
  • Sólo podes comparar productos similares

Comparador de productos 0/4

Eliminar todos