Cargando

¡Llegó la hora de ponerte en movimiento!

¿El clima no ayuda, no te gustan los gimnasios o simplemente no tenés tiempo? Esas excusas quedaron atrás. Ahora podés hacer ejercicios en tu propia casa, en cualquier momento del día con adquirir una Cinta para correr. Llegó la hora de ponerte en movimiento y disfrutar de la gran cantidad de beneficios que le trae a tu vida, entre ellos: mejorar tu salud cardiovascular, tu fortaleza muscular e incluso quemar calorías, oxigenar el organismo y moldear tu figura.
¡Prestá atención a las siguientes características y elegí la cinta que más te conviene y se adapte a tus objetivos!

• En primer lugar, deberás analizar qué tipo de cinta te conviene. Podrás optar por las magnéticas, las cuales no tienen motor y se ponen en movimiento cuando al correr se empuja la cinta hacia atrás. Tené en cuenta que en este caso la velocidad depende totalmente de vos y requiere de un esfuerzo mayor, lo que la vuelve ideal para aumentar la resistencia. Por el otro lado, tendrás las motorizadas, en las cuales la cinta gira sola y te permite seleccionar entre distintos niveles de velocidad. ¡Es recomendada para personas de todas las edades e incluso sin entrenamiento previo!

• En segundo lugar, si elegiste una cinta con motor deberás tener en cuenta tus objetivos y prestarle atención a su potencia, la cual se mide en caballos de fuerza (HP). ¡Recordá que cuanta más velocidad quieras, mayor será la potencia que debe tener la cinta!

• En tercer lugar, llega el momento de verificar la velocidad máxima del producto para que ésta también sea acorde a tu nivel y objetivos. Si sos un principiante podés confiar tranquilamente en una cinta que alcance los 12 Km/h, pero si ya tenés cierta experiencia, una de 16 Km/h será ideal para vos. Además, dentro de este punto también sería ideal que chequees los niveles de inclinación con los que cuenta la cinta, ya que esto te servirá si buscás un entrenamiento mucho más intenso.

• En cuarto lugar, algo muy importante que no podés dejar pasar es la banda de movimiento y el peso máximo soportado, ya que eso dependerá completamente de vos. Es importante verificar el tamaño de la banda de movimiento y para su elección deberás tener en cuenta la altura de la persona que va utilizarla, ya que a mayor altura los pasos son más largos y la cinta tienen que resultar cómoda para su desplazamiento. En cuanto al peso simplemente deberás optar por una diseñada para vos por tu seguridad y para evitar lesiones.

• En quinto y último lugar, si sos fanático de esos productos que presentan detalles que hacen la diferencia buscá un modelo que sea plegable para que puedas guardarla luego de cada uso, ¡sobre todo si no tenés mucho espacio!. Además también podés encontrar modelos con consolas digitales, en los cuales visualizarás las calorías quemadas, la velocidad, el tiempo y la distancia recorrida así como también los programas de entrenamiento.

Ahora que ya sabés como hacer tu compra, elegí la mejor cinta para tu hogar y comenzá a correr.

Ver más
Ver menos
  • Sólo podes comparar productos similares

Comparador de productos 0/4

Eliminar todos

¡Todo listo! Gracias por suscribirte.